Aunque sean de materiales de apariencia o características plásticas, los juguetes y objetos infantiles como chupes o biberones, algunos utensilios de la cocina como piezas de cubertería o moldes, cubos o barreños no van al contenedor amarillo porque no son envases, van al contenedor gris de restos.

No van al contenedor amarillo